Parafina

Parafina de Pies y Manos

Un tratamiento de parafina usa cera caliente con una base de aceite que alivia los dolores de las manos, los pies, las articulaciones y los músculos. También tiene el beneficio de suavizar la piel. Puedes hacerte un tratamiento de parafina casero con un pequeño aparato y la parafina hecha para tal fin o te lo puedes hacer en un salón especializado.

Un tratamiento de parafina te alivia los dolores crónicos de las articulaciones y los músculos tensos y mejora el flujo de la sangre del área tratada, como lo señala Therabath, un fabricante de tratamientos de parafina. Aumenta el campo de acción para la gente que tiene artritis, bursitis y otras condiciones crónicas que causan dolor y tensión. Los tratamientos de parafina también suavizan y ablandan la piel seca, resquebrajada, dura y escamada. Puede ser útil para los desórdenes de la piel crónicos, como el eczema y la soriasis.